lunes, junio 22

hablar contigo, hablar sin ti

cada vez que te llamo, empieza un redundar de discuciones, entre mi lado cuerdo, que me dice no debo hacerlo y mi lado marciano el cual me refiere que no hay nada de malo en marcar tu número....
una pelea interna, de esas de canción balada de moda, en la que uno lucha entre lo que debe y lo que quiere porque bien cierto es que ninguna de las dos cosas suelen estar de acuerdo con ello, solo con un unico hecho, es que a quien quiero y no debo, pero a la vez, quiero llamar y sé que no debo llamar....eres tú.
Marcaría el número de tu casa, porque lo he hecho antes ya, en cuanto he llegado, y lo malo de eso es que nunca te encuentro, sera que acazo no estas, o simplemente hasta puedo adivinar que tu familia intercepta mis llamados y concluye que para mi...no vas a estar!!!!

siempre dudaras de mi, lo se y soy conciente, no hes que te de algun motivo, sino es que cuanto mas cerca estoy, he preferido y prefiero hacer de corazon tripas, y evadir la responsabilidad de ser responsable en verte y hablarte, porque se muy bien que puedo buscarte y hallarte no necesito magia ni satelites para saber bien donde estas, no necesito un milagro para poderte encontrar, basta sencillamente ponerle ganas...
nada me puede impedir, presentarme ante tu puerta, en esa casa que no se donde es y frente a tu ventana si fuese necesario con charros o mariachis, o siemplemente con un pequeño regalo aunque todo sea cursi....
mi unico enemigo soy yo mismo, en cuanto estoy conciente de lo que quiero hacer y concientemente loco de lo que no puedo/debo hacer....

dudaras de mi por siempre, supongo, y la distancia ha de ayudar muchisimo, distancia que me aleja de alegatos y de razones, que me enfria el alma, pero que me hace extrañarte cada vez, esos microsegundos en que has estado cerca a mi, instantes pequeñamente intensos e importantes, esos en los que sin darte cuenta me quitabas el aliento, mientras tu mirada y mi conciente, me repetian que era iluso pensar en un futuro, porque las distancias que nos alejan, siempre estaran ahi... con mi eterno viajar, y tu tipico modo de desorientar...desorientarme


se que me quieres, y a veces eso incluso duele, duele, cada vez que no contestas el celular, duele cada vez que quisiera verte ,pero no se puede dar y duele cada vez que tu amiga que nisiquiera sé me conoce, me pregunta por ti, y yo no tengo nada que responder mas bien preguntar...se que me quieres y me duele,porque no se si me quieres como yo a ti, se que me quieres y duele, porque no se si nos merecemos uno al otro, duele poerque llevo meses sin verte y a cada dia no hago sino recordarte, duele preguntarse si cuando lees un mensaje lo lees de verdad o lo ignoras como quisiera yo poder ignorarte, o te ries de lo que hago , como quisiera yo reirme de lo ironico que es vivir.....

me has preguntado con tu tipico silencio, quien esta ahi, al lado mio, como poder decirte que no es mas nadie que mi soledad, decir que a cada paso mi sombra se ve cortada por tu eternamente presente ausencia, que cada palabra y acto a hacer, es porque aunque te conosco y se como eres, aunuqe no te veo hace meses, y aunque lo mio sea más locura o cosas del marciano que soy...
como decir que desde que he soñado eso que de mi hgas escuchado,eso que tu me has contado, no hago otra cosa sino pensar y soñar en esa linda nena que quiero llamar, en esa linda nena, cuyo nombre ya esta definido, y me preguntas ¿a quien le digo esto si no es a ti? me lo preguntas, cuando sabes muy bien que hago de todo por intetar demostrarte que yo te quiero para eso a ti, y que sabes muy bien que cuando quieras y de la manera que puedas, voy saltando distritos, borrando memorias y llegando donde ti, a llevarte rosas que luego se van a destrozar, pero llevandote esto que siento dentro, y que sé va a durar ....mucho del bastante, va a durar....

canción: BUNBURY - aunque no sea conmigo

y es porque siempre has sabido, desde el primer instante en que lo he sentido, lo has sabido que te quiero...y TE QUIERO, BIEN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada